¿Cómo se cura y mantiene un disco de arado?

¿Cómo se cura y mantiene un disco de arado?

Curado

Antes de cocinar por primera vez en un disco de arado, hay que curarlo. El curado prepara la superficie para cocinar, preserva el material y hace que los alimentos no se peguen. Seguramente escuchaste varias formas de curarlo, algunas desopilantes... Nosotros te recomendamos esta manera que es fácil y rápida. La probamos personalmente y nos resultó perfecto en todos los casos!

Empecemos: Ponés el disco al fuego, así como está, sin nada. A los 5-10 minutos, va a empezar a tomar un color amarronado, eso es porque se está quemando la capa protectora de aceite que ya trae el disco. Lo dejás unos 10 minutos más hasta que deje de humear y apagas el fuego. Se tiene que enfriar unos minutos, hasta que se pueda tocar. Ahora ponés un poquito de aceite en el disco y lo esparcís bien. No una pileta de natación de aceite, sino que solo cubra la superficie, como si fuera un barniz, bien por la base y los laterales. Ponés el disco al fuego nuevamente y lo dejás un rato (15- 20 min) para que se queme el aceite, hasta que deje de salir humo y el disco quede oscuro. El tiempo depende del tamaño del disco. Te vas a dar cuanta de cuándo está listo porque no saldrá más humo. Si querés, podés repetir este último paso para reforzar cobertura, pero dejalo enfriar un poco antes de colocarle nuevamente aceite. Si no vas a cocinar sobre la tapa, no es necesario curarla.

Mantenimiento

Cuando termines de cocinar, sacarle fotos a la comida que te quedó buenísima, hacer sobremesa y café,  podés lavar el disco como lavarías cualquier olla o sartén, con agua y detergente. No lo refriegues mucho sino le vas a sacar el curado.  Hay quien no lo lava y solo le pasa un papel... pero consideramos que es mucho más higiénico lavarlo. Es fundamental que después del lavado lo seques unos minutos al fuego o al sol siempre, para que el disco se mantenga en óptimas condiciones y te dure muchos años.

Guardá el disco en un lugar seco y limpio, al resguardo de la humedad. Al principio, si querés podés  pasarle unas gotas de aceite antes de guardarlo, después ya no será necesario, porque el curado se va reforzando con el uso. La tapa y las patas también pueden guardarse con un poco de aceite.

Dejar una respuesta

* Nombre:
* Email: (No publicado)
   Sitio web: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Type Code